Qué es FinTech: la revolución digital de las finanzas

Publicado el 9/5/2022 por Bruno Peláez

Este artículo se publicó por primera vez el 31 de enero del 2020 y se ha actualizado el 9 de mayo del 2022.

La innovación financiera ha transformado tanto el sector bancario como sus procesos. En este artículo te ayudamos a conocer más sobre qué es FinTech, qué ámbitos del sector financiero abarca y cómo funcionan algunos de los servicios digitales y tecnologías que han transformado las transacciones financieras .

Qué es FinTech y como puede ayudar a tu pyme

Si pagas usando tu smartphone o has enviado dinero con una app, estás usando parte de un mercado multimillonario que está revolucionando el mundo financiero: FinTech. Según datos del año 2021, en España existen cerca de 475 empresas FinTech, y el tamaño del sector representa aproximadamente el 15 % de la población FinTech de la Unión Europea. Estas tecnologías, junto con un software para gestionar las finanzas y la contabilidad, se están convirtiendo en las herramientas tecnológicas idóneas para las empresas. 

Qué es FinTech y cómo funciona

FinTech es la abreviación de Financial Technology (en español, tecnología financiera) y se basa en el uso de nuevas tecnologías para el diseño y la entrega de servicios financieros tanto para particulares como para empresas. FinTech no se trata de una única tecnología, sino que es un sector completo, que está integrado por empresas que apuestan por la innovación para mejorar o automatizar la oferta, servicios y procesos de diferentes ámbitos financieros.

¿Te has frustrado alguna vez con tu banco porque no te dejaba hacer una operación online concreta ? FinTech ha surgido precisamente para responder a la necesidad de reducir la brecha tecnológica que existe entre los servicios que los bancos tradicionales ofrecen y las expectativas de los usuarios, los cuales estamos cada vez más acostumbrados a realizar todo online. 

Las actividades FinTech están lideradas tanto por entidades bancarias ya establecidas como por nuevas empresas que quieren suplir necesidades financieras concretas. El éxito del ecosistema FinTech se está produciendo porque apuesta por la cercanía con el cliente, la flexibilidad y el ofrecer soluciones efectivas con apps y plataformas online.

Las FinTech buscan ofrecer mejores soluciones financieras tanto a particulares como a empresas en distintos sectores como la inversión, los préstamos (por ejemplo, a través de iniciativas de economía colaborativa como crowdlending), los procesos de pagos, entre otros. Además, actualiza los servicios y experiencia bancaria, por ejemplo, los neobancos. Si bien las FinTech aún no están en posición de sustituir al 100% la banca, sí que añaden valor a los servicios financieros que ofrece la banca tradicional, con servicios de menor coste, más transparencia y con la posibilidad de comparar entre varias ofertas.

¿Qué diferencia hay entre FinTech y los servicios financieros que ofrece tu banco?

Según el centro de análisis Funcas, durante la crisis sanitaria del covid-19 hubo un aumento en el uso de la banca digital. En el año 2019, el 60,5 % de los usuarios de Internet habían usado servicios de banca electrónica. En 2021, este porcentaje aumentó 9 puntos porcentuales, situándose en un 69,4 %.

Este incremento de usuarios de servicios financieros digitales es importante para las FinTech, puesto que este sector depende de la adopción y hábito de uso de herramientas financieras en Internet, que es justo lo que ha sucedido en los tres últimos años.

La diferencia más notable entre los servicios de los bancos tradicionales y los ofrecidos por las FinTech es que en el caso de las FinTech los servicios están diseñados para ser más accesibles, tanto para particulares como para grandes y pequeñas empresas. Se puede gestionar todo a través de una app instalada en el smartphone y una conexión a internet. O a través de diferentes aplicaciones o tecnologías: en el caso de España, las empresas FinTech van más allá de ofrecer soluciones genéricas, sino que también se centran en resolver problemas concretos de los usuarios.

Actualmente , los usuarios de FinTech pueden contratar productos y servicios financieros utilizando un entorno totalmente digital, sin tener que ir a una sucursal, usar el teléfono o el e-mail para contactar con su banco o contratar productos y servicios que no cumplen sus necesidades. 

Se podría considerar que hay ciertas ventajas de las FinTech frente al uso de los servicios de un banco tradicional, tanto en lo relacionado con los costes de determinados servicios, como en ofrecer las facilidades de acceso y operativa . 

Pero el ecosistema de las FinTech se topa un desafío: generar confianza, que se consigue mediante la seguridad. De ahí que haya sido importante la puesta en marcha de regulaciones sobre los aspectos más novedosos, que permitan no solo garantizar la seguridad, sino comunicar a los usuarios y clientes sobre las ventajas y riesgos de los nuevos productos y servicios que ofrecen las empresas FinTech. 

¿Qué actividades financieras cubre FinTech?

Hoy en día, las FinTech permiten tanto a individuos como a empresas realizar cierto tipo de operaciones y contratar productos o servicios financieros que hasta hace unos años solo se podían hacer offline, o no existían. Construyen, así, un gran ecosistema que podríamos clasificar en cuatro grandes categorías, siguiendo el criterio de Ernst & Young (EY) en su informe sobre el ecosistema FinTech en España, de septiembre de 2021:

  1. Inversión: para la gestión de activos, ofreciendo bajas comisiones y aprovechando las ventajas de la Inteligencia Artificial. 
  2. Préstamos: plataformas digitales para el acceso al crédito.
  3. Neobancos: bancos digitales, sin que intermedien documentos o papeles en formato físico.
  4. Pagos: empresas FinTech que facilitan los pagos de y entre clientes a través de aplicaciones móviles y/o plataformas digitales.
Cuatro categorías principales de las FinTech: inversión, préstamos, pagos y neobancos

Cada una de estas cuatro grandes categorías da cabida a diferentes servicios y plataformas. Veamos algunos de ellos en detalle:

Préstamos y créditos

Muchas pequeñas empresas se enfrentan al problema de no poder acceder a financiación por parte de los bancos, los cuales en muchos casos deniegan la petición de créditos o préstamos.

Este es un motivo por el cual una empresa podría considerar usar alguna solución FinTech, con el fin de acceder a préstamos y créditos para poderse financiar. Algunos de los métodos más utilizados para conceder un préstamo o crédito a una pyme son los de tipo P2P (peer to peer) y los denominados c rowdlending o c rowdfunding. 

Grow.ly es un ejemplo en España de plataforma de financiación alternativa participativa o crowdlending que pone en contacto a pymes que solicitan financiación con inversores que quieren invertir sus ahorros prestándolos directamente a estas empresas para que así puedan financiar sus proyectos de forma barata, sencilla y online. 

Tanto en el caso de iniciativas de crowdlending o crowdfunding, la financiación proviene de otras personas o empresas que están dispuestas a invertir en proyectos innovadores a cambio de una rentabilidad; ya sea porque la banca convencional prefiere no apostar por ellos, o porque el equipo del proyecto o la pyme no quiere recurrir a un banco.

Neobancos y gestión automatizada de procesos

En el año 2021, los neobancos acaparaban ya el 29 % del mercado de la banca digital en España. Al operar completamente en digital a través de aplicaciones de banca online para web y dispositivos móviles, consiguen reducciones de costes que se trasladan a los clientes en ahorro de comisiones.

La tecnología ligada a esta nueva banca digital ha transformado cómo gestionamos nuestras finanzas personales. Por ejemplo, ahora se pueden hacer transferencias desde el móvil en cuestión de minutos o incluso tener cuentas en distintas divisas gestionadas desde una app.

Por otro lado, a nivel de empresa es importante llevar bien el control de los procesos y actividades financieras. Dentro de los productos FinTech, encontramos herramientas de gestión financiera y plataformas para gestionar los gastos de empresa. Estas herramientas facilitan el trabajo en materia de gestión, reduciendo costes y facilitando el seguimiento y control, así como haciendo predicciones de rendimiento.

Pagos y transferencias

A fin de evitar la dependencia exclusiva a una entidad bancaria, muchas empresas cuentan con software de banca móvil o productos FinTech que facilitan las operaciones de pago por parte del cliente, proveyendo soluciones como los TPV virtual o físico. Estos últimos permiten incluso a los clientes pagar en el punto de venta usando una aplicación en su smartphone.

En el caso de las transferencias, cada vez aparecen nuevas soluciones FinTech que permiten realizar movimientos entre cuentas bancarias incluso entre dos países utilizando distintas divisas. Hay una gran ventaja al utilizar estas soluciones financieras, principalmente porque los costes en comisiones por transferencia, que habitualmente son elevados usando la banca tradicional, se reducen significativamente en FinTech.

El ejemplo más conocido es el de Bizum, que se ha convertido en un estándar para la banca. Fue precisamente la colaboración entre entidades bancarias la que permitió crear esta herramienta para los pagos entre particulares sin tener que facilitar un número de cuenta, solo el teléfono.

Criptomonedas

Las criptomonedas son un caso a destacar dentro de la revolución en la categoría de pagos y transacciones.

Esta tecnología son divisas que no existen de forma física y que se suelen almacenar en una cartera digital. No están reguladas por un gobierno o una institución central. Son activos digitales de los que, gracias a su cifrado criptológico, se puede garantizar su titularidad, asegurar las transacciones y controlar el fraude en su uso.

Otra de sus características es que las transacciones que se realizan con criptomonedas no requieren de intermediarios (por ejemplo, de entidades financieras o gobiernos). Se usa una base de datos descentralizada denominada Blockchain, un registro contable compartido para validar las operaciones. Veremos más adelante un poco más sobre esta tecnología. 

Según una encuesta de GetApp del año 2021 realizada a residentes en España que conocen o están familiarizados con el concepto de criptomonedas, la estrategia preferida por las personas interesadas en ellas es una combinación entre ahorro y compraventa de las mismas. Realizan, así, actividades y transacciones financieras de forma completamente digital pero ajenas a la intermediación de gobiernos y bancos. 

¿Qué tipo de tecnología usa FinTech?

El objetivo principal de las FinTech es facilitar y simplificar al usuario los servicios bancarios. Para eso, utilizan tecnologías como la inteligencia artificial, tecnología móvil y Blockchain.

Inteligencia Artificial (IA)

Las FinTech utilizan la Inteligencia Artificial en combinación con el análisis de datos para anticipar y medir las necesidades de un individuo o una empresa y así ofrecer soluciones financieras que satisfagan unas necesidades específicas.

Un ejemplo de ello son los robo advisors (del inglés, asesor robótico) utilizados en el entorno de las inversiones. Estos se adaptan y personalizan según las necesidades de los clientes, independientemente del tamaño de la cartera y el precio de las tarifas. El uso de esta tecnología permite la reducción considerable de costes para los clientes y entidades a la hora de invertir.

Las empresas FinTech que se dedican a la gestión de riesgos financieros examinan los datos financieros y no financieros de una empresa y pueden identificar posibles problemas a futuro. La combinación de Inteligencia Artificial y Machine Learning reduce las posibilidades de error al analizar una gran cantidad de datos. 

La IA ayuda a evaluar continuamente la situación financiera y a encontrar tendencias y desviaciones. Y esto puede ser útil tanto para las entidades bancarias, a la hora de conceder préstamos, como para los responsables financieros de las empresas, porque tendrán datos con los que elegir con qué otros negocios asociarse o colaborar.

Tecnología móvil

Las FinTech ofrecen apps que permiten realizar muchas de las operaciones en las que habitualmente usamos servicios que provee la banca. Un ejemplo de ello es el pago mediante la tecnología contactless usando el móvil a través de la comunicación NFC. Esta tecnología transfiere directamente y de forma casi instantánea datos desde el móvil del usuario al dispositivo de punto de venta.

Los códigos QR también se pueden usar para hacer pagos. Funcionan a través de aplicaciones que registran los detalles de las tarjetas en una imagen QR. Por ejemplo, hay empresas de comercio electrónico que ya utilizan esta forma de pago para ahorrar a sus clientes el tener que introducir de forma manual los detalles de su tarjeta y dotar de más seguridad a los pagos.

Incluso ya están en marcha tecnologías como ToneTag para pagar con el móvil mediante ondas de sonido (contenido en inglés), que transmiten los datos del pago encriptados desde un terminal hacia el teléfono móvil. El teléfono convierte los datos en señales analógicas, lo que permite aprobar transacciones sin necesidad de una conexión a Internet. A diferencia de la tecnología NFC, que requiere que el móvil tenga un hardware adicional, el pago mediante sonido solo necesita instalar un software en el teléfono.

Blockchain

Definición de Blockchain según Gartner (contenido en inglés):

Blockchain es una lista en continuo crecimiento de registros de transacciones firmados criptográficamente. Estas transacciones son irrevocables y compartidas por todos los participantes de la Blockchain. Cada registro tiene un sello de tiempo y enlaces de referencia a transacciones anteriores. Con esta información, cualquier persona con derechos de acceso puede rastrear una transacción, en cualquier punto de su historia, de cualquier participante de la cadena de bloques.

Blockchain estará detrás de muchas de nuestras acciones diarias: no es una tecnología que solo sirve para hacer transacciones. Se está desarrollando su aplicación en otros ámbitos como en contratos inteligentes, servicios financieros, la telemedicina, la automoción, el metaverso y la identidad digital. De manera general, su uso es posible para la gestión de cualquier tipo de información de manera segura y descentralizada. Blockchain ofrece automatizar la gestión de los datos y corregir posibles errores en su manejo.

Existen diferentes tipos de Blockchain. Se pueden construir redes Blockchain públicas, a las que cualquiera puede unirse y participar, como bitcoin, o redes privadas, administradas por un número limitado de participantes que controla el acceso y el mantenimiento. 

En el entorno de Blockchain y criptomonedas existen los Smart Contracts, que son contratos que solo se ejecutan cuando se cumplen unas condiciones predeterminadas, sin que sea necesario que un tercero, por ejemplo, una entidad bancaria, los verifiquen o aprueben. Son una forma de automatizar la ejecución de un acuerdo y del flujo de trabajo que conlleva su gestión. A nivel empresarial pueden ser útiles para gestionar las relaciones entre una empresa y sus proveedores, las iniciativas de crowdfounding o crowdlending o incluso mejorar la cadena de suministro.

Análisis de datos

El análisis de datos ayuda a optimizar la eficiencia de los servicios financieros, por ejemplo, en las aplicaciones de procesamiento de datos bancarios. Esta tecnología permite tratar más y variada información a mayor velocidad, incluso en tiempo real. Se mejoran así los procesos y también la experiencia del usuario.

Existen muchas herramienta de análisis de datos, una actividad clave para cualquier empresa ya sea para mejorar sus procesos internos o porque la información es su producto. Algunas están diseñadas para grabar, almacenar y clasificar la información con la finalidad de identificar patrones como, por ejemplo, el Big Data, el cual se encarga de procesar cantidades masivas de información. 

Otra aplicación de esta tecnología son los análisis predictivos para pronosticar situaciones a partir de los datos existentes, como vimos al explicar la gestión de riesgos de crédito basada en Inteligencia Artificial. Cuando tenemos tanta información es importante, además de procesarlos, poder hacer informes con los datos y visualizarlos de manera que sean más fáciles de entender y más intuitivos para la toma de decisiones.

El futuro de la banca con las FinTech

Las empresas FinTech están cambiando la forma en la que entendemos el mundo bancario, que había estado bastante inmóvil hasta hace pocos años y ahora está forzado a adaptarse. Aun así, la banca cuenta con estructuras rígidas y lentas que dificultan que pueda competir contra empresas del sector FinTech, que son menos verticales y más ágiles, por lo que en muchas ocasiones colaboran con ellas.

Así, servicios que hasta ahora habían sido solo offline han dado o están dando el salto al mundo online, lo cual de una u otra manera favorece el desarrollo de la banca. Las FinTech aportan soluciones innovadoras y comodidad, mientras que las grandes entidades aportan la capacidad para ponerlas en marcha y confianza.

¿Cómo se puede beneficiar tu empresa usando FinTech?

Ahora que ya sabes un poco más sobre qué es FinTech y cómo funciona, seguro que te preguntas si vale la pena implementar algún tipo de estas soluciones en tu empresa.

Uno de los beneficios de las FinTech para las pymes es el ahorro que presenta, ya que permiten realizar gestiones más rápidas y automatizadas, lo que se traduce en menos tiempo y dinero empleado realizando operaciones financieras.

Otro de los beneficios es la facilidad en las transacciones financieras internacionales. Para las pymes que quieren dar el salto hacia el exterior, los elevados costes que se derivan de las operaciones bancarias internacionales suponen una barrera. Las FinTech permiten superar esta barrera, ya que se trata de empresas que suelen entender bien las necesidades relacionadas con la internacionalización.

Por otro lado, las FinTech son también un modelo en el que fijarse para implementar prácticas logísticas y estrategias respetuosas y sostenibles con el medio ambiente y las finanzas. Por ejemplo, los pagos en las empresas pueden ser más rentables y seguros, pero también más sostenibles, porque se está reduciendo el uso de recursos materiales con nuevas soluciones financieras y de pago. Para aquellas empresas que apuestan por la sostenibilidad en todos sus procesos, las tecnologías FinTech les pueden ayudar a mejorar su percepción ante sus clientes, sus empleados y la sociedad.

Las FinTech pueden ser un gran aliado para las pymes y particulares que quieren una alternativa o complemento a las entidades bancarias retail.

¿Quieres saber más? Consulta nuestro catálogo de software de servicios financieros

Este artículo puede referirse a productos, programas o servicios que no están disponibles en tu región, o que pueden estar restringidos según las leyes y regulaciones de tu país. Te sugerimos que consultes directamente con el proveedor de software para obtener información sobre la disponibilidad del producto y conformidad con las leyes locales.


Comparte este artículo

Sobre la autora o el autor

Senior Content Analyst, experto en tecnología. Especializado en investigación de tendencias de software B2B. Lo encuentras inmerso en datos y texto o dibujando un laberinto.

Senior Content Analyst, experto en tecnología. Especializado en investigación de tendencias de software B2B. Lo encuentras inmerso en datos y texto o dibujando un laberinto.